Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 103
Audiencia : Default
Versión 1.00
Fecha de Publicación: 9/3/2010 4:12:48
Lecturas : 5075
Pesca de Mar

Mar Chiquita,17 cañas al ataque !!!

ENTRADA AL PESQUERO BOCA ALBUFERA MAR CHIQUITA

   Con un día espectacular, una mañana esplendorosa, el sábado 28 de Octubre a las 7 de la mañana estábamos todos preparados para la gran aventura.
   Luego de desayunar, todo el grupo de Buenos Aires más la Gente de Mardel subimos al micro y a las tres 4x4 que nos llevarían a los cuarteles de CELPA, a unos km del lugar de nuestra parada.

   Apenas haber terminado el camino de asfalto el micro nos dejó y allí sí nos trepamos a las "chatas" con todos los bártulos y hacia los médanos fuímos; la idea era hacer primero una pesca de variada y luego aprovechar las mareas y hacer un grupo, la pesca de lenguados. Cada uno con sus equipos, era un espectáculo digno de ver, la playa copada por nosotros, armando, vistiéndonos para la pesquita y luego de encarnar, adentrarse en el mar para hacer los lances. La zona no tenía prácticamente enganches, y con sólo avanzar unos treinta metros en el mar, ya alcanzábamos la última rompiente. Habíamos estacionado nuestras cosas a unos 500 metros de la Boca de la Albúfera.


El desayuno  Las 4x4 en los médanos
Armando los Equipos La playa copada por nosotros

   Habíamos comprado la carnada y realmente no era de buena calidad, pero nuestro ímpetu haría flaquear cualquier falla; teníamos pejes, anchoas, magrú y camarón. En mi caso particular hacia los clásicos "sanguchitos" de anchoa y camarón, todo bien atado con hilo de goma, la plomada usada era de 120 grs de destrabe. Casi todos encarnábamos de la misma manera  hacíamos los lances separados unos diez metros unos de otro, para luego colocar las cañas en los posacañas. Antonio fué el primero en sacar una hermosa brótola, con la alegría imaginada, luego le siguió el NENE Alejandro y así se fueron sucediendo los piques y las extracciones. Lucas de Mdq sacó un hermoso gatuzo que a la postre sería el pez de mayor tamaño en las horas de nuestra estadía. Próspero también tuvo lo suyo.

Antonio y su brótola Lucas trayendo su pieza
Lucas y su GatuzoAlejandro con su pieza

   Y así fué trascurriendo la mañana, con un sol que nos dejó a varios de un color tomate desde los pies a la cabeza. Rubén y las chicas del Grupo se habían encargado de bajar las reposeras y sillones, como así también de armar la mesa de lo que sería la "picada", nuestro almuerzo de ese día en la playa. Caminatas, juntar caracoles y charlas amenas hacían ellas mientras nosotros prácticabamos nuestro deporte favorito.

Próspero y su piezaNuestro Restaurant de campaña

   Como dije antes, el día fantástico y ya cerca de las 10,30 horas los chicos que iban a realizar la pesca del lenguado comenzaron su marcha hacia la Boca, el viento comenzó a rotar soplando del Sur y haciendo que la temperatura por efecto del mismo viento comenzara a descender.  

   Empezaron a aparecer los buzos y camperas de los trajes de agua pero el afán por pescar no disminuyó. En sí la pesca de variada no fué buena a pesar de que las condiciones eran óptimas, vaya a saber por qué motivos que la naturaleza nos deparaba. Particularmente yo solamente dejé de pescar en un rato que me zambullí en la arena y quedé dormido por espacio de una hora larga al lado de Vinni y de Alejandro el NENE, no saqué nada y tampoco tuve un pique en mi caña, pero bueno el pescador sabe muy bien como son las reglas, así que por mí todo bien igual.

   Y así concluye esta primera parte del relato, la segunda será la experiencia con la pesca de lenguados y nuestra segunda jornada en la escollera de Mar Chiquita.

DCC
Edición PescaenelDelta -- Octubre 2006
--Reeditada Marzo 2010--Todas las imágenes protegidas por derecho de autoría 

 

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.