Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 109
Audiencia : Default
Versión 1.00.01
Fecha de Publicación: 20/10/2006 22:40:00
Lecturas : 3411
Pesca de Mar

Mar Chiquita, 17 cañas al ataque !!!

II Parte

Esta segunda parte comienza con el relato de Sebastián y su experiencia y la de los demás en la Boca de la Albúfera

  Una vez llegados a la playa comenzamos por armar las cañas de variada y realizamos los primeros lances, la verdad que se sentían los nervios por ver que tal nos iba a tratar el mar, ¿nos regalaría algún pez?, en fin uno tras uno todos fuímos tirando y acomodando nuestros bártulos en la arena, no bien tiré por primera vez, comencé a ver que del lado de la boca se acercaban 2 muchachos arrastrando un carro sobre la arena (ruedas de karting, anchas y el cuerpo era un cajón donde se ponen los peces, muy bueno para tirarlo en la arena), cuando los muchachos llegaron a mi altura con Gonza les preguntamos si alguien había sacado algún lenguado en la boca, nos dicen si sacaron uno grande, ¿? todavía no era la bajante y ya estaban sacando??


    No esperamos más, recogimos las cañas, mochilas, chuza, palo de playa, etc y nos pusimos rumbo a la boca. Todos comenzaron a preguntar adonde íbamos, ya que habíamos acordado ir a pescar sobre las 12 del medio día, les gritamos que ya estaban saliendo lenguados y seguimos viaje.
Caminamos como 1000 metros, sobre la arena y cargados parecían un poco más, pero enseguida llegamos a la boca, ya había varios lenguaneros, con todo el equipo armado y esperando la bajante, armamos las cañas, aparejos y nos pusimos a hacer algunos tiros de práctica, todavía estaba muy alta el agua, habíamos llegado justo en la máxima y el pique se hace con bajante, esperamos una buena media hora más, de repente comenzó la parada de agua y nos pusimos todos a pescar. En ese momento comenzaron a llegar el resto de nuestros compañeros, Bigote Alegre, su hijo, Ariel, el Flaco, Rayón, Ruben, el Pela, Lucas, perdón si me olvido de alguien. Todos armaron y se pusieron a tirar. Ahí nomás uno de los que pescaban a nuestra derecha clavó un lenguado de unos 4 kilos, y otro más a la izquierda,ya estaban saliendo, faltaba que nos toquen a nosotros, al cabo de un rato ya todos tenían hambre y no salían o no nos tocaba sacar. De la orilla de enfrente ya habían levantado como 5 lenguados lindos, a nuestro favor cabe decir algunas cosas, las carnadas que nos vendieron no eran todo lo frescas que debíamos desear, y su tamaño tampoco fué el óptimo, también desistimos bastante rápido, al lenguado hay que hacerle el aguante y a veces hay que quedarse toda la bajante  para hacer la pesca, pero el tema carnadas fué nuestro peor punto.
Así con la panza gritando todos emprendieron el regreso al campamento base y nos quedamos en la boca solo Gonza y yo, porfiados ambos
tratando de sacar el lenguado anhelado, para colmo de males mi wader se había pinchado y me entraba agua fría a mares, tenía frío y ya a las 15hs. me retiré dejando a Gonza, lo último que ví fué que el pique se daba de la orilla opuesta a la que nos encontrábamos, conclusión, el pique nos fué totalmente esquivo, una lástima.Los únicos que pudieron sacar un lenguado fueron Bigote Alegre y Rayon, para prueba basta una foto.....

Saludos Sebas............

Bigote Alegre y su lenguado  Rayon y su lenguado

    Y como nos cuenta Sebas fué trascurriendo la tarde hasta llegar el momento del regreso ya que se venía la hora de los preparativos para el lechón, pero eso es tema de los foros que inundaremos de fotos y anécdotas.
La mañana del Domingo amaneció gris y mojada, con una tenue llovizna que a ratos molestaba. Preparamos el desayuno, Ruben nos trajo las facturas recién hechas y por cierto riquísimas y un Grupo armamos los equipos y partimos a bordo de la "chata" hacia la escollera. Cuando llegamos el viento era muy intenso y la lluvia arreciaba con bastante fuerza, así que solamente quedamos Sergio y quién les hace el relato.
Con trajes de agua ambos, armamos  lanzamos, encarnando los dos con anchoa y camarón. Al ratito nomás pique en mi caña pero sin poder clavar y ahí nomás lo veo a Sergio recoger y traer una hermosa brótola. Ambos teníamos piques pero se hacía difícil el clavarlos.

Sergio en la escollera Sergio y su brótola
Daniel en la escolleraAriel y su pesquita de burriqueta

    La mañana se fué mejorando en cuanto al tiempo y comenzaron a llegar Gonzalo, Lucas, Vinni y Ariel. Todos tirábamos más o menos cerca para evitar el enganche de las piedras y las carnadas intentamos todo lo posible pero el pique fué reacio para con nosotros y con los demás que permanecían en la escollera, en este punto en particular les cuento que los únicos que sacábamos algo éramos nosotros. Lucas tuvo un hermoso pique y la traída le fue trabajosa, pero lamentablemente a pocos metros de la escollera lo perdió. Yo me fuí zapatero, hacía mucho tiempo que no me sucedía esto, pero bueno a tendré la revancha. Gonza sacó lo suyo, Ariel también y Sergio repitió la perfomance. Recibimos la visita de Eduardo, el hermano mellizo de Rubén quién no vino a dar aliento y también hicieron lo suyo las damas del grupo junto a ElFlaco, Antonio y Nestito. Se hizo las 13,30 horas hora del regreso, la verdad estaba para quedarse pero teníamos otro importante evento. Así trascurrió nuestra pequeña pero Gran pesquita en cuanto a piezas y camaradería se refiere. Magnífico todo  sobre todo sentirse tan apoyado en lo que nos hiciera falta, fuese lo que fuese. Vaya mi eterno y sentido agradecimiento a toda la Gente linda del Clan MDQ, Nuestros Amigos en la Costa.

Gonzalo y su pesquita Vinni caña en mano y Ariel encarnando

Sebastián Márquez y DCC
Agradecimiento especial a Patricia y Rayon por Imágenes envíadas
Edición PescaenelDelta -- Octubre 2006 --

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.