Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 150
Audiencia : Default
Versión 1.00.06
Fecha de Publicación: 4/2/2009 12:10:00
Lecturas : 4947
Náutica

  El día 4 de Enero de 2006 por expresa invitación del Prefecto Mayor  Luis Alberto Heiler en nombre de Prefectura Naval Argentina tuvimos el placer de embarcarnos a bordo de este clásico de la navegación, el GC13 DELFÍN. Fuímos de la partida Jorge Hadjulian, Norberto Scarpelli, Cristian , Ariel  y quién les escribe la primera parte de esta nota.  puente de mando Delfin

 

    Sabíamos que nuestro destino era el buque Faro Pontón Recalada, pero nos intrigaba como debía ser la navegación arriba de un Guardacostas y sobre todo de las características del que nos tocó en suerte. Apenas arribados a la planchada del barco nos salió a recibir el Prefecto Guillermo Figueredo, Capitán a Cargo quién tras estrechar las manos nos dió la Bienvenida a bordo, nos presentó al Suboficial Mayor Horacio Alvez y nos pidió que nos acomodáramos y prepararnos para la maniobra de zarpada, lo cual se hizo en forma puntual a las 16,00 hs del amarre en Dársena F.  
proa del Delfin zarpandoel Delfin zarpando de DNA Norte
  Un lujo poder apreciar la sincronización en las tareas entre los hombres de tierra y los embarcados, en soltar primero los cabos de popa dado que el barco al tener un solo motor trabaja con el ángulo de su hélice teniendo que dar una vuelta de 180 grados para poder encarar de proa la salida del Dique, en las fotos superiores se puede apreciar la maniobra. Una vez que soltaron la proa ahí sí ya encaramos el canal de acceso y salida y pusimos proa hacia el Río de la Plata donde nuestra velocidad sería de unos 11 a 13 nudos.                                                                                                                   
zarpando del puerto de buenos airesvista de la zarpada

DATOS TÉCNICOS DELFIN GC13

             Antes de avanzar con el relato de la travesía es bueno dar los datos técnicos de la unidad:
                  Numeral : L2AF
                  Lugar de construcción : IYSSELWEERT SCHPS & MCH-ROTTERDAM HOLANDA
                  Fecha de construcción : Año 1958
                  Eslora máxima : 59 metros
                  Manga : 10,30 metros
                  Puntal : 4,30 metros
                  Calado máximo : 14 pies
                  Motor : MAN G-10 V-40/60 Diésel
                  Hélice de paso reversible
                  Desplazamiento : 1000 toneladas

   
          Más datos de PNA GC 13 DELFIN
 
                  AÑO 1970- Decreto 8.255 de 1969 autorizó al Estado a un ballenero, que luego el 23 de Enero de 1970 pasó a la PNA siendo su primer Capitán el Prefecto Rosario Enrique Grasso
                 AÑO 1972- Tuvo una destacada participación en el siniestro protagonizado por los buques THEN CHEE y ROSTON GRANGE
                 AÑO 1978- Realiza su primer navegación a Usuahia en viaje de Instrucción, con el Primer Curso de Navegación para Oficiales de la Escuela Superior, durante 28 días
                 AÑO 1979- Efectúa acompañamiento a la XII Regata Buenos Aires-Río de Janeiro, navegando 4.200 Millas Náuticas durante 23 días
                 AÑO 1979 a 1982- Fué afectado a la tarea de Patrullajes del Frente Marítimo de la Provincia de Buenos Aires
                 AÑO 1983- Fué afectado al Apoyo Logístico del Estacionario Pontón de Prácticos Recalada

          Como se podrá apreciar luego de estos datos, el DELFIN fué construído para ser un barco ballenero, según nos contaron cuando llegó a la Argentina en su proa todavía tenía el arponero, por eso lo defino como un clásico, no son sus líneas esbeltas ni aerodinámico, es el típico barco de los dibujitos, pero su navegabilidad es extraordinaria y así han sido los temporales que su tripulación tuvo que campear donde siempre salieron airosos

  Luego de zarpar nos abocamos a admirar la belleza del paisaje que se nos iba presentando, alejarse del Puerto, ver el Dock, Avellaneda, Quilmes, La Plata y sus malecones, Magadalena, Punta Indio; todo esto a una navegación de unos 20 km por hora con un suave mecer del barco dado que el río estaba crecido y muy tranquilo. Comenzamos a entrar en confianza con nuestro anfitrión, el Suboficial Mayor Alvez quién nos brindaba toda la información que le solicitábamos con lujo de detalles y muchísimas anécdotas.

Ariel, Alvez y NorbertoJorge y Daniel
          Por supuesto nos llevó a recorrer las instalaciones para que nos vayamos acostumbrando y luego es de destacar que poseíamos total libertad para movernos, fotografiar y conversar con la tripulación, la cual se mostraba receptiva a nuestros requerimientos. Así fué como conocimos la sala de máquinas y todos los detalles de funcionamiento y construcción, métodos de reparación en navegación, consumos, en fin todo lo referente a la propulsión de este navío.
                                       

 

SALA DE MAQUINAS
Jorge tomando fotos del motor MANVista del motor Man de diez cilindros
Vista panorámica de la sala de máquinas desde una de sus puertas de accesoVista superior de tapa de cilindros

  En la sala de máquinas no solo está el motor principal, también están los generadores de corriente continua y corriente alterna de 220v, la caldera que además de brindar agua caliente a determinados puntos del barco, también es la encargada por medio del vapor que genera del movimiento del timón, cuya sala realmente es un sauna con más de 50 grados de temperatura; toda la maquinaria que levanta y baja el ancla  y muchas funciones más. 

 

CALDERA-GENERADOR-MALACATE-ROLETE
Vista de la calderaGenerador
GeneradorGenerador alternador
Malacate propulsado a vaporMotor del rolete
  Una vez que visitamos la sala de máquinas nos llevaron al compartimiento del timón, el cual ya sabíamos que del Puente de mando funciona por trasmisión mecánica hasta la popa del barco, donde allí sí el movimiento por engranajes es realizado a vapor.

 

TIMÓN
mecanismo timón del Delfín

mecanismo timón del Delfín

  Previo a esta recorrida ya nos habíamos instalado en nuestros respectivos camarotes, Norber y Ariel justo debajo del Puente, Armenio y yo en popa y Cristian en la proa. Sólo Norber y Ariel hicieron uso de sus camas durante la noche, los demás nos quedamos despiertos y disfrutando de la navegación, los mates y la amena conversación. Por supuesto que el Puente es el lugar de mayor atracción para un navegante y fué allí donde pasamos la mayor cantidad de horas, presenciando maniobras, mensajes continuos de radio, el radar, ecosonda y todos los adelantos técnicos que Uds puedan imaginar

 

PROA - POPA - PUENTE
Vista del Puente desde proaVista de popa desde el Puente
puente de mandopuente de mando Delfín
puente de mando Delfínpuente de mando Delfín

 

  En este sitio en particular del barco hemos tenido la oportunidad de aprender muchas cosas que no sabíamos o bien las habíamos visto por arriba, Gracias a todo el personal que se brindó tan abiertamente.
          Y bueno y así seguimos navegando y las horas pasaban y ya un olorcito a comida nos estaba volviendo locos, es así que decidimos bajar y hacer una "inspección"por la cocina. Como comentario les cuento que la cocina es eléctrica, que posee cuatro hornallas y una churrasquera más un horno, es decir, nos pareció pequeña para dar de comer a 79 personas que llevaba en ese momento el barco. La sorpresa fué a la hora de la cena, tallarines con estofado, con queso rallado para el que gustaba acompañado de pan fresco, y estaban tan buenos que todos pasamos a repetir el plato; luego vino la fruta y para finalizar el cafecito acompañado de torta, realmente un lujo y el cocinero un maestro y para los mozos que estuvieron al detalle para que nada faltase hasta los escarbadientes

 

COMEDOR
El hacedor de maravillas, el Cocinero Cenando en el Delfin con la tripulación
Las sonrisas demuestran la camaradería reinante a bordoNorberto feliz luego del segundo plato de tallarines
  Y hasta aquí llega la primera parte de esta nota, luego de cenar eran pasadas las 23 horas de una noche espectacular con luna sobre el río tranquilo, algunos se prepararon para dormir un poco y otros como Jorge y yo aprovechamos para recorrer un poco más mientras fumábamos algún que otro cigarrillo. Aprovechamos para ir a popa y deleitarnos con lo que veíamos, un cielo límpido donde las estrellas parecía nos quisieran tocar y allá a lo lejos las luces de la costa que ya eran imperceptibles, quizás Atalaya, quizás la luminosidad de Chascomús; la realidad era que nos sentíamos tan pequeños ante tanta majestuosidad

 

CAMAROTES
Jorge en la popa del delfín Uno de los pasillos del barco Delfín
Preparativos para dormirSala de oficiales

 

DCCórdoba-Jorge Hadjulián

Edición PescaenelDelta.com -- Febrero 2009

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.