Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 230
Audiencia : Default
Versión 1.00
Fecha de Publicación: 19/9/2008 1:50:00
Lecturas : 4428
Fauna del Delta

CARPINTERO REAL

Chrysoptilus cristatus

CARPINTERO REAL


  Parte superior del cuerpo negra con fajas blancas; rabadilla blanca con manchas negras; punta de la cabeza negra, nuca escarlata; costados de la cabeza blancos bordeados de negro; abajo blanco; cuello amarillento, cubierto con manchas negras redondas; garganta blanca con franjas negras; cola negra, rectrices laterales con ligeras franjas amarillas; largo 26,5 centímetros. Hembra similar.

  En América del Sud y Central, hay no menos de ciento veinte especies de Carpinteros; en Argentina hay sólo trece especies conocidas, y la mayoría de ellas están confinadas a los distritos boscosos del Norte. Cinco especies, de las cuales conocí las cuatro siguientes, llegan al Sud, hasta Buenos Aires.

  El Carpintero Real se extiende, hacia el Sud, hasta la vecindad de Buenos Aires, siendo común en las pocas localidades que poseen bosques naturales. Es el más hermoso de nuestros Carpinteros; tiene untes más brillantes que su congénere de los llanos, el Colaptes agrícola. Como esta ave, aunque no en igual grado, ha divergido de los típicos Picidae en sus costumbres, pues a veces se posa en el suelo para alimentarse y también, con frecuencia, se para a manera de cruz en las ramas de los árboles. Tiene una nota poderosa, clara, abrupta, que repite a menudo y su vuelo es rápido y ondulado.

CARPINTERO REAL

  La interesante nota siguiente, relativa a sus hábitos de reproducción, aparece en una nota de Gibson: "La excavación para el nido comienza temprano, en septiembre, pero no pone los huevos hasta la primera mitad de octubre. Por lo general comienzan el hueco en el sitio de donde cayó alguna rama, cuidando de que el resto del árbol sea sano. Lo abren a una altura de dos a dos metros y medio del suelo y lo excavan hasta cerca de treinta centímetros de profundidad.

  En ocasiones, es lo suficientemente ancho como para permitir la introducción de una mano, pero esto no es común. Salvo algunas astillas de madera, no preparan el nido para recibir los huevos.

  "La pareja que frecuentó el jardín, excavó un hueco en un paraíso en el que permaneció dos años consecutivos. El árbol estaba cerca de un camino y cada vez que alguien pasaba, el ave, de inmediato, mostraba su cabeza en la abertura como un muñeco en una caja de resorte, y luego se alejaba volando. El último año esta pareja anidó en uno de los postes de la caballeriza, no obstante el ruido y agitación de dicha vecindad. Al alba, mientras esperaba que encerraran a la tropilla de caballos, yo golpeé muchas veces el poste a fin de hacer abandonar su nido al Carpintero; pero el ave parecía indiferente al suave ataque y permanecía en el nido hasta cuando un centenar de yeguas y caballos se abalanzaba al corral o se arrojaba contra sus paredes. En otra ocasión había trabajado durante media hora con martillo y escoplo, haciendo un agujero a la altura del fondo del nido, cuando sólo entonces la hembra demostró su presencia volando afuera, casi contra mi cara. Este nido contenía cuatro huevos, que tomé, y que habían sido incubados durante bastante tiempo. Al pasar por ese sitio dos semanas después, inspeccioné el agujero y me sorprendió el ver que había sido profundizado y que habían sido puestos otros cinco huevos, mientras que la entrada que yo había cortado era la que ahora usaban las aves. El nido fue ocupado de nuevo al año siguiente y se empolló una nidada, pero desde entonces una pareja de Ratonas ocupó el lugar desalojando a sus verdaderos propietarios."

  Pone cuatro o cinco huevos blancos, con forma de pera y cáscara pulida. White obtuvo ejemplares de este Carpintero en Catamarca y Barrows lo encontró en Entre Ríos. Este último nos cuenta que: "abunda por todas partes en los bosques y es notable por su actividad, colores brillantes y gran tamaño".

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.