Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 36
Audiencia : Default
Versión 1.00.02
Fecha de Publicación: 18/2/2010 5:40:00
Lecturas : 9697
Sobre Pesca

Pescando el Bagre de Mar ¡!!

Daniel, Chicho y el Rolo con bagres de mar

  La Salida comenzó el viernes en mi casa cerca de las 14 hs cuando llegó el Chicho, pasamos el bruto equipaje de su auto al mío y de aquí a buscarlo al Pepenio, compra de carnadas varias ( en vano ) y directo al embarcadero municipal de Tigre sobre el Río Reconquista, donde allí ya nos estaba esperando Rolonet. Presentación con el Patrón de “La Zumbadora”, Carlos Alberto y ahí nomás a cargar todo dentro de la bodega. Como referencia les cuento que dicha chata es bien añeja, llevando en sus cuadernas 120 años de vaya a saber cuantos ríos, actualmente equipada con un motor Peuget diésel que sonó todo el recorrido a la perfección.  


LA zUMBADORA

La Zumbadora en navegación

la Zumbadora rumbo al Guazú

   Partimos minutos antes de las 15 hs por el derrotero Luján, Arias, La Serna y Miní hasta llegar un poquito antes del Guazú donde sería nuestra parada, con una sola detención en El Ceibo para alguna comprita rápida y seguir el viaje. El Chicho ofició de conductor gran parte del trayecto y como marinero oficial lo tuvimos al Rolo; el Pepe y yo fiaca en la popa en cómodos sillones. Y así entre mates, charlas, picadas de salames varios, tarta de jamón y queso e ir apreciando a fondo el paisaje a menos de 20 km/h; en “apenas” casi 5 horas arribamos a destino. 

Chicho en el puente de mando

Pepe en la Zumbadora

la noche en el Miní

  Bajamos todo lo más rápido que se pudo, teniendo en cuenta que ya era noche, armado de las dos carpas que serían nuestra vivienda y ya en plena noche con sol de noche abordo; pusimos rumbo a la pesca. Nuestro primer punto fue la boya luz blanca del cruce Barca Grande – Guazú. Armado de las cañas, yo como siempre ventajero ya las había armado y con líneas de fondo, con plomos arriba de los 300 grs, brazolada larga saliendo de la madre a la altura de la plomada y anzuelos variada de mar le entramos al bagre de mar, encarnando siempre con tiritas muy finas de calamar. En este lugar el WM hace su debut con un pequeñisimo espécimen pero al menos la pesca había comenzado y quizás éste fuera un buen augurio.  

Daniel y el primer bagre de mar de noche en el guazú

    Luego de casi dos horas y nada de pique cruzamos el Guazú y nos instalamos muy cerca de la boya roja  con el mismo resultado. Cerca de la una de la madrugada y luego de haber cenado un pollito que trajo el Chicho y que él mismo preparó en la Chata con pancito y demás aditamentos bebibles, decidimos volver y descansar hasta la mañana siguiente. Rolo y quién les escribe en una carpa y el Pepenio y Chichoteen en la otra. Entre soplidos, aserrados y demás sonidos guturales se nos pasó la noche y muy temprano en la mañana, mateada con bizcochitos y galletitas express y vuelta a la pesca.

la noche en el Miní en carpas

la Zumbadora en el Guazú  

  En ésta oportunidad soltamos ancla pasando la boya roja en cuestión, en zona de muchos remansos y con 20 mts de profundidad cercano a la costa. Tras pasar casi dos horas sin resultados y luego de algunas “discusiones” entre Patrón y pescadores, nos movimos más cerca de la costa en otro pozón. Realmente era un espectáculo ver saltar los bagres de mar por todos lados, pero no solo bagres se veían, hemos visto dorados y alguna que otra boga. Al rato nomás el Pepe hace su debut con un hermoso ejemplar de casi 5 kg; esto realmente nos incentivó; yo estaba a su lado y tiraba con dos cañas desde la popa mientras el Rolo y el Chicho lo hacían de ambas bordas.

el Chicho pescando en el Guazú

pescando un bagre de mar en el guazú

Pepe y un hermoso bagre de mar en el guazú

bicheando un bagre de mar en el guazú

Pepe y Daniel pescando en la popa de la Zumbadora

pescando el bagre de mar

  Nuevamente el Pepe rompe la marca con otro hermoso bagre, evidentemente era su día y debía disfrutarlo a pleno. Cerca de las once de la mañana hacen su aparición el “Tanguero” con Lucibe, Bigo, Colo y Talleres. Saludos entre todos, el Tanguero queda amarrado a la chata y el Pepe otra vez con su pesca, mejorando la calidad en cuanto a tamaño se refiere. Cuatro fue la marca impuesta por Pepenio hasta el mediodía, momento de la decisión de retornar para las tareas tan importantes asaderiles.  

el Pepe afilado pa la pesca del bagre de mar

el Colo a bordo del Tanguero en el Guazú

Tanguero y Zumbadora pescando en el Guazú

  Qué se puede decir de las reuniones sociales de este grupo que ya no se haya dicho, lo dejo a vuestro buen criterio e imaginación, papelón no faltó, equiparando la cantidad de carne, bebida y mucha pero mucha amistad. Asador fué el Bigo y como siempre de maravillas. Para la sobremesa alguno que otro le dió a las mojarras  bagres como es un clásico en él, y a pesar de ser un gran hacedor en este metier, esquivaba las fotos que ni les cuento, Grande Talleres !!!!

  Para las dieciséis horas se toma nuevamente la decisión de salir a pescar, encarando las proas hacia el mismo punto. El Tanguero se alejó un poco de nosotros; fondeamos y a esperar el pique. Como comentario les digo que era abundante la cantidad de lanchas pescando y por los gritos que se escuchaban de a ratos la pesca se daba para todos. Fue mi turno una, dos y tres veces; tironcitos suaves, llevada de línea y clavada y luego a recoger. No es una pesca entretenida, solo cuando el tamaño es importante la cosa se pone con un poco de adrenalina y se entabla una pelea entre pescador y animal donde la mayoría de las veces gana el hombre; aunque hemos visto muy cerca nuestro perder pensamos, un muy importante tamaño de ejemplar.

almorzando en el Miní

el grupo en el Guazu Miní

Talleres intentando de costa en el Miní

  Cercano a las 20 hs decidimos regresar a prepararnos la cena y luego el reparador descanso, ¿ descanso ¿????

  Cambio de Menú; Chcho asador de pollo y asado, acompañado de ensalada muy sabrosa y abundante pan calentado a las brasas. Sobremesa de charla comentando las anécdotas del día, luego una contemplación del espectáculo de una tormenta eléctrica lejana impresionante y ya sí, a las bolsas de dormir y hasta el último día.

  Juauauauaua, ¿descanso???, por las 3,30 hs el Rolo sarta de improperios y a tomar aire quizás para cargar fuerzas a fin de dominar “al legendario leñador de Canadá”. Algunas gotas de lluvia en la madrugada, que hicieron por un rato más plácido el descanso y ya a las siete de la mañana arriba todo el mundo, mateada a bordo de la chata a cargo del Patrón Carlos y nuevamente a la pesca. El Guazú bastante movido por efecto del viento, corderitos, la chata cortando olas a traversa con su casco plano y nuevamente en el punto elegido. Sería el domingo del Rolo y el Chicho, bagre por aquí y bagre por allá, hermoso bicho de casi 9 kg del Rolo lo que nos marcaba la tarea cumplida para esta salida.  

El Chicho con bagre de mar

buena cosecha de bagres de mar en el guazú

  En definitiva una salida provechosa, el tiempo nos acompañó, apenas unas gotas de lluvia, mucho sol y calor, pocos mosquitos para los que conocemos el lugar y una cosecha de 14 hermosos bagres de mar, lo que les puedo asegurar vale la pena pescarlos por su exquisita carne que me dió fuerzas para hacer ésta nota luego de degustar uno preparado al horno.

  Como corolario de la salida digo, algo distinto, una navegación a la que uno no está acostumbrado, la aventura de pernoctar en carpa, higienizarse con el agua del río y saber compartir todo; dos noches sin luz eléctrica, sin celulares y casi nada de contacto con el mundo exterior. Trato con isleros, el dueño de casa, demostrándonos una vez más la hospìtalidad y sencillez de ésta gente acostumbrada a vivir con lo mínimo indispensable y el agua siempre al acecho.

  Para el Patrón Carlos Alberto, su hermano el Petiso y su hijo todo nuestro agradecimiento por la dedicación, empeño y disposición total hacia nosotros, hasta en el último momento del percance en Tigre.

  Párrafo aparte para los amigos nuestros a bordo del Tanguero, sé muy bien que la pesca esta oportunidad sí fuí más que una excusa, tal es así que el Bigo ni siquiera armó cañas, pero sí se mandó un asado de película, compartimos unas horas del sábado maravillosas donde “hubo” de todo, mi agradecimiento y mi más grande afecto a todos ellos por este gesto de venirse hasta donde estábamos nosotros para pescar ¿???? Noooooooooooo!!!!!, para compartir un rato entre amigos ¡!!!!!!

el WM en pleno lavado de pies

el Chicho abordo de la Zumbadora

  Para Pepe, Chicho y el Rolo les digo, excelentes compañeros de travesía y mejores amigos,  y grandes pescadores los tres; mis disculpas por alguna de mis locuras, pero a esta altura muy difícil que cambie; así que tómelo o déjelo mis queridos Amigos ¡!!!

locuras de un WM

  Por supuesto también y como no podía ser de otra manera al regreso nos detuvimos unos minutos en el loft de la Patry a saludar, elflaco se quedó asombrado de los pescados que traíamos y nos está incitando a hacer algo en el Rancho. Cariños para ellos también ¡!!!

 Pto Soñado

Pto Soñado

Gracias a Rolonet por las imágenes y las del Bigo también !!!
Edición PescaenelDelta -- Noviembre 2007 --

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.