Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 59
Audiencia : Default
Versión 1.00.03
Fecha de Publicación: 25/2/2010 4:10:00
Lecturas : 5576
Informe del Pique

Pejerreyes, olas y amistad !!!

el Colo y hermoso pejerrey

   La salida ésta comenzó a gestarse de una manera distinta a las demás; en principio teníamos ganas de hacer algo de comer en el Arroyo Diablo, pero el Bigo deseaba más que a nada ir a pescar, de ese modo me comenta que dejemos para más adelante la comilona y vayamos por los pejes. En la Gacelux PanDuro iríamos el Bigo, Lucibe y quién les escribe. En el semirrígido de Jazzman irían él y el Coloman; en la Lola de Fede, él y el infaltable Sergio y se sumaba esta vuelta el Querido Armenio acompañado del PescadorAcadémico.


    Quedamos con Lucibe que me pasaba a buscar a las siete de la mañana, cosa que no cumplió a horario pero con veinte minutos de atraso partimos hacia Villa La Ñata. El Bigo ya me había hecho un llamado telefónico, supongo para asegurarse de que salíamos a pesar de cómo pintaba el día; a esa hora un viento que nos volaba, muy nublado pero así y todo las ganas estaban. Ya Fede había hecho lo mismo alertando al Bigo de cómo estaría el río, pero al igual que nosotros las ganas pudieron más.

    Con el Capi Lucibe paradas previas en Benavidez por compra de facturas para el mate y pan para la picada y aquí directo a la Guardería del Bigo. Ya cuando estábamos llegando, celular para Lucibe y era ya que la impaciencia del Bigotón se hacía notar, a pesar de que estabámos en horario, a las ocho en punto hicimos entrada en el estacionamiento. La PanDuro en el agua, cargamos todas las cosas y a navegar; debíamos ir por río Luján en busca de Jazzman y el Colo que andaban cargando combustible vaya a saber dónde; por suerte los encontramos en el ACA; allí cargamos nosotros también y como ya venía con el mate listo, se aprovechó para el intercambio de algunas mateadas con facturas.

     Listo todo, de vuelta la navegación; la idea fué ir por el río Luján hasta el Vinculación, por éste y Urión cruzar el Paraná  llegar al Falso Sueco donde nos aguardaban Fede y el Armenio. Bastantes lanchas cruzamos durante el trayecto de gente pescadora, con un Luján muy movido lo que nos anunciaba el estado del río a esa hora. Por suerte en el cruce del Paraná nos pegamos detrás de un crucero y navegando a su popa campeamos mucho mejor el enojo del Gran río. Llegamos al punto de encuentro pasadas las nueve de la mañana, sólo se podía probar haciendo unos lances en la zona, con una muy leve llovizna y un viento que parecía calmar un poco su furia. Estuvimos aquí por espacio de veinte minutos y al ver que más o menos la cosa pintaba un poquito mejor se tomó la decisión de salir a río abierto. Es así que ya con las líneas listas largamos el primer garete a unos tres kilómetros de la boca del falso Sueco con orientación Este; la profundidad en la zona rondaba el metro. El Bigotón acusó enseguida los primeros piques, sacando dos pejes de tamaño mediano. Sabíamos por radio que los demás corrían con la misma suerte; no estábamos en la mejor zona de pesca pero era lo que había para como estaba el día.

el Bigo en plena pesca de pejes

   Hasta aquí, tanto yo como el Lucibe veníamos zapateros, pero no era cosa de desesperar, la jornada recién comenzaba y luego de un rato viene la decisión de cambiar nuevamente de posición; Fede andaba con ganas de mandarse para el Palo 4 y el Armenio para el lado de la ollita Morán; fué así que luego de un rato motor en marcha y nuevamente con rumbo Este desde nuestra posición encaramos el río para una mejor zona; ya las profundidades iban en aumento lo que quizás redundaría en beneficio de un mejor pique pero el viento también crecía en proporción.

   A los dos kilómetros y medio antes del Palo 4 plantamos la PanDuro y nuevamente comenzó la pesca. Sabíamos los tres que éste sería nuestro último punto de pesca, así que el tema era hacer bien los deberes. El Bigo ya nos ganaba por paliza, hasta que Lucibe acusa su primer peje, luego otro y ya sí por suerte hice mi debut del día, que a la postre habría equiparado a los demás en cantidad con algún que otro doblete. Los tamaños iban desde los "pirulines" pasando por los medianos y algún que otro grandecito. Por radio escuchábamos que todos andaban en lo mismo, tanto nuestros amigos como otros que rondaban la zona. De a ratos muy entretenida nos resultaba por lo continuo de los piques; los saltos de los más chicos eran notables y en todos los casos la llevada era franca y la clásica del pejerrey de costado. Cabe decir que nuestra carnada única fueron mojarras vivas.

Lucibe con pejes en el Riopla

Daniel con peje en el Riopla

pejerreyes en el rio de la plata

   Y así fué pasando la mañana hasta llegar al mediodía, hora de la picada y como no podía ser de otra manera Don Bigotón el encargado de preparla, corte de queso y salamín, destape del primer López del día y entre charlas y pesquitas comenzó nuestro almuerzo. Cada salida me quedo más asombrado de este Gran Amigo, su disposición para todo y para todos; con el Capi Lucibe dicho sea de paso, gran señor de las enredadas de líneas; no dudó en ningún momento de ayudarlo en estos menesteres, de sacarle los pejes, de encarnarle; tal es así que en una clavada fallida de Lucibe y en un tirón algo brusco de líneas el Bigo quedó enredado del cuello y el tipo se lo tomó de la mejor manera posible, con muchas risas de todos y la mejor disposición, realmente un Grande que ya todos lo sabemos.

   Como se darán cuenta si me explayara en detalles a bordo de la PanDuro una nota entera no sé realmente si me alcanzaría, Don Lucibe terminó dolorido de tanta risa, baste esto como corolario de nuestra jornada.

Pan Duro, uno de los tantos enriedos

la risa de Lucibe y al fondo la Menefrega de Jazzman

el WM pescando pejes

    Cerca de las catorce horas se nos cortó un poco el pique aunque luego volvió con mejores tamaños, aquí fué donde logramos los mejores matungos en nuestra embarcación y también supimos del hermoso monstruito de dos kilos y más de 53 cmts que había logrado capturar el Coloman. Nuestro aplauso por esa hermosa captura !!!

el Bigo con matungo en el riopla

Daniel el WM con matungo en el riopla

Jazzman con matungazo en el riopla

como referencia la bolella de 2 lts mide 35 cmts.

    Y así cerca de las dieciseis horas dimos por concluída nuestra jornada de pesca, con muy buen balance para nosotros y suponemos para todos, rondando las 50/60 capturas de tamaños variados en todas las embarcaciones. Fede partió unos minutitos antes que nosotros ya que se le había enredado un cabo en la pata del motor y para sacarlo tuvo que mojarse bastante y el día no daba para estar en esas condiciones, Jazzman y el Colo regresaron con nosotros hasta el Paraná donde nos separamos, el Armenio y PescadorAcadémico luego de pequeños inconvenientes también llegó bien a puerto con sus capturas a bordo, en fin a pesar del mal día climatológicamente hablando nos fué bien en todo como debía de sucedernos. Nuestro regreso lo hicimos por el Arias con un Paraná realmente encrespado. Nos encontramos con Pepenio en el Canal Arias el cual nos extrañaba y nos venía a buscar e hicimos un alto en el Rancho de la Patry, donde aprovechamos a limpiar nuestros pescados y de paso saborear unos buenos mates cebados por el Pepe y liquidar las últimas facturas. Como verán, cartón lleno, salida a full !!!! Les dejo las últimas fotos de la jornada, lo demás lo charlaremos por los foros de la página, Gracias a todos y Chauuu !!

Pescador Académico y algunas de sus capturas

el Bigotón pescando a bordo de la Pan Duro

buena cosecha de pejerrey

el Bigo y Daniel limpiando pejes en el Arias

Daniel, Lucibe y el Bigo en el Arias

Pepenio en el Arias

Lucibe con matungo en rio de la plata

vista del rio de la plata

el Coloman y su hermoso matungo del riopla

Texto e imágenes : PescaenelDelta

Edición PescaenelDelta -- Febrero 2010 --

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.