Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 72
Audiencia : Default
Versión 1.00
Fecha de Publicación: 8/2/2010 5:10:00
Lecturas : 6040
Lagunas y Lagos

Hinojo Grande

Laguneando el pejerrey, 1ra Parte

laguna hinojo grande

Nuestra ansiedad por ésta salida estaba en un climax máximo, hasta las 22 horas de este viernes que la combi ya estaba saliendo desde San Justo y pasaría por Villa Martelli a recoger al resto de la troupe que formaríamos parte de este encuentro de pesca, y como no podía ser de otra forma, de amigos también.

Nuestra combi en realidad nos quedó medio chica, debimos de utilizar dos asientos para acomodar bolsos y algunos otros elementos, a pesar que remolcábamos un batán que llevaba los dos motores que serían allí utilizados y los demás bártulos de todos nosotros. En definitiva entre una cosa y otra, paradas intermedias para cargar combustible pusimos rumbo definitivo cerca de las cero treinta, cosa que nos daba para sacar cálculos que nuestra llegada sería por aproximado cinco treinta a seis de la mañana. A todo esto ya sabíamos que el MDQ Team había partido también desde Mar del Plata, con Sebas a la cabeza como conductor y enlace telefónico, y de tripulantes a Ruben, Guille y Gonza.

Volviendo a nuestro vehículo, ya todos nos conocemos y sabemos cómo son éstas salidas, están aquellos que apenas suben caen en los brazos de morfeo, caso de TalleresCapo y el Nene y están los otros que mantienen a viva voz despiertos al resto del grupo, bien dicho esto para el BigoteAlegre14 y el Coloman. Otros que habían pedido por favor el descanso, dificilmente lo lograron, caso el de Harry y estaban los otros, los nuevos !!!!, Lukas y su papá Eduardo supongo yo con la incógnita de saber cómo sería el comportamiento de este grupete que tanto ruido venía haciendo en las preliminares. En fin hubo presentaciones y muy rápido se acoplaron al conjunto funcionando como un engranaje muy bien lubricado y asentado.


saliendo de villa martelli

Jazzman a bordo de la combi

Talleres apoliyando rumbo a hinojo

Rayon,Wm y Bigotón rumbo a Hinojo

Lucibe rumbo a Hinojo

Antonio, Wm y Talleres

el Colo rumbo a Hinojo

Rayon y el WM en plena joda

  Quizás parezca un poco monótona ésta primera parte del relato, pero una salida de este tipo comienza desde el mismo momento de la partida y el relato sirve para que los que la vivimos la tengamos presente, tanto sea en imágenes como en algo por lo escrito aquí, y para los que no pudieron estar o solamente nos leen para que de algún modo palpiten algo muy nuestro.

  Y bueno así fué como los kilómetros comenzaron a sucederse y el clima allí dentro se tornó por demás cálido; creemos que Vicente, Mr Celuman optó por apagar su aparato e integrarse así a la buena onda que por cierto él la tiene y mucha, Roberto allá adelante preparaba mates y cada tanto deslizaba algunos de sus cuentitos, el Capi Lucibe tratando de sobrellevar los kilómetros tanto los de él como los del camino, Jazzman tiene cuerda desde el momento que uno sale hasta el mismo momento del regreso, José y sí, José es el típico gordito bueno, el que todos tuvimos cerca nuestro en nuestra niñez, siempre riendo y participando de todo; el flaco, otro peronaje que también se las trae; Antonio quizás uno de los más tranqui pero no te descuides que él la va de callado; Rayon, qué se puede decir de este tipazo, con su Vat69 y sus cuentos impresos,a veces callado y a veces locuaz, otro Grande del Grupo; en fin como verán todo muy bien balanceado, de atrás hacia adelante y viceversa.

  El camino lo fuímos devorando matizado con una película argentina, la cual nos llevaba a mejorar en forma constante nuestra manera de expresarnos  pudimos también deleitarnos con algunas tomas dignas de una galería de arte. Faltando poco para el final de este film de antología realizamos una de las paradas, cafecitos de por medio, distendernos un ratito, charlas varias entre nosotros y también con otro grupo de pesca del Club de Villa Martelli.

  Retomamos el rumbo y ya sí nuetros destino final sería el pueblo de Berutti, donde habíamos quedado en encontrarnos con los chicos de Mardel a la entrada del mismo.

el flaco Ruben rumbo a Hinojo

Jazzman rumbo a Hinojo

José rumbo a Hinojo

cafecito en una parada rumbo a Hinojo

Vicente y Harry rumbo a Hinojo

   Y por fin llegamos a la entrada del pueblo de Berutti, ya eran un poquito pasadas las cinco treinta del día sábado, por teléfono nos enteramos de algunos problemitas que habían tenido los chicos de Mardel  y que a esta hora todavía estaban dando vueltas por el campo. Viendo que pasaría más de una hora para el encuentro decidimos irnos hacia la casa que de antemano José tenía reservada para nuestra estancia en el lugar. Es así que partimos nuevamente y al llegar comenzó la ardua tarea de descargar todo lo que llevábamos. Preparativos varios para el desayuno en el lugar y para acotar diríamos también que hacía frío pero no el acostumbrado para esa zona, igualmente la mayoría de nosotros, comenzamos a abrigarnos con todo el arsenal de ropa que teníamos en nuestros bolsos. Cambio de el batán por el trailer con el semirígido de José equipado con un motor de 40 hp, carga de los dos motores arriba de la combi más todos nuestros equipos de pesca.

llegando a laguna Hinojo

acomodando los bártulos

bajando las vituallas

  Para este entonces los chicos marplatenses se hacían esperar así fué que tomamos la decisión de ir hacia el pesquero e ir ganando tiempo con la bajada de los botes, el encuentro con ellos se realizó camino a la laguna; así que ya estaba el grupo a pleno para hacer la pesca esperada por todos nosotros. Las tripulaciones estaban armadas de antemano con algunos pequeños cambios, pero en definitiva ya cada uno sabía quién sería su compañero de pesca ese día.

  Al llegar al pesquero nos saludamos con el MDQ Team, intercambio de abrazos y besos, presentación con la gente nueva y muy rápido ellos también listos a embarcarse. Los roles para cada bote en regla, todos con salvavidas colocados, combustible listo, semi de José al agua y allí nos enteramos que un motor no funcionaba por lo que el bote de Lukas, Eduardo y Vicente debería ser remolcado en toda la jornada por nosotros.

aprestos de embarque en Hinojo

embarcando en el semi de José

Eduardo,Lukas y Vicente embarcando en Hinojo

los chicos de Mardel en Hinojo, de verde el Sebas

el grupo embarcando en laguna Hinojo

   Cuando pusimos los motores en marcha recién estaba amaneciendo, una mañana fría pero atemperada por el hecho que no había viento, bueno para nosotros pero en sí no muy bueno para la pesca en esta laguna. De hecho sus aguas estaban demasiado calmas, en algunos puntos realmente parecía un espejo de aceite, pero bueno había que intentarlo y para eso avante el motor y hacia donde soplaba algo de brisa nos fuímos tratando de buscar el mejor lugar para comenzar el garete. Una buena cantidad de botes y lanchas ocupaban el espejo, al punto que desde donde nosotros salimos todos los botes estaban alquilados. Sin inconveniente el Capi José condujo el semi llevando detrás nuestro al bote de Lukitaz, notando que cada uno de los botes de nuestra gente, tomaba un rumbo distinto tratando de encontrar la preciada presa. Con los largavistas de Roberto más o menos los teníamos a todos a la vista, lo que nos daba tranquilidad de saber que todos estaban bien y listos para la pescata.

navegando a remolque

José timoneando el semi en Hinojo

Roberto a bordo del semi mirando el horizonte

laguna planchada de hinojo al amanecerJazzman y Sebastian navegando en Hinojo

  Luego de navegar por espacio de unos quince minutos el Capi José y  Roberto, ya conocedores del ámbito y estando en cercanías del silo deciden que ya stamos en un buen lugar para hacer los primeros intentos, así es que soltamos al bote remolcado nos alejamos un poco, soltamos nuestra ancla de capa  rápidamente a rmar nuestras cañas  líneas respectivas. Aquí justamente me doy por enterado que la caña mía no estaba, a pesar de que había sido bajada de la combi y llevada por mí al bote; menos mal que José tenía una para prestarme y la cosa pasó a ser una anécdota más de las tantas que tendríamos en el día. Cada bote llevaba dos bolsas de carnada, mojarras, quizás un poco grandes para el tipo de pesca, además de todo lo que cada uno llevaba para intentar una buena pesquita. No muy lejos nuestro estaba el bote de Rayon, Harry y Lucibe; en total éramos siete botes y veinte personas distribuídas en ellos, 20 cañas al agua y más de 60 boyitas intentando al peje. El agua como ya dije a estas horas demasiado calma, casi nada de brisa y mucho, pero mucho fitoplancton lo que daba la certeza de que en este ámbito el peje está muy bien alimentado y quizás sería reacio al pique, la duda nuestra estaba a qué profundidad lo encontraríamos.

algas en suspensión en Hinojo

Texto : DCC

Imágenes de todos los participantes al encuentro.

Edición PescaenelDelta -- Mayo 2007 --Reeditada Marzo 2010

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.