Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 95
Audiencia : Default
Versión 1.00.02
Fecha de Publicación: 7/3/2010 22:10:00
Lecturas : 7597
Sobre Pesca

Pesca en Esquina-Corrientes

   Amigos y Cordialidad

José con surubí en Esquina


El viaje

   Como uds saben, el jueves 20 de septiembre salimos rumbo a Esquina en busca de los dos grandes del río. En la camioneta de BigoteAlegre íbamos Coloman, y quién les escribe (Talleres Capo).

  En la estación de servicio que se encuentra antes del primer puente en Zárate nos encontramos con la otra camioneta, en la que comandada por el Pela, iban Rayon, Roberto, José y Tiburón Topo.

  Saludos y abrazos, el Tibu pasa para nuestra chata y ahora sí, destino final, Esquina, Corrientes; no sin antes empezar con las chicanas por el premio en juego: Una hermosa caña de 1,90 metros de grafito. 

Pela, Rayon y Roberto en una parada
Jose, el Colo y el Tibu
Talleres supervisando

   Arribamos a las 22:30 a las cabañas de Quique, nos acomodamos, fuímos a cenar, unos tiros al casino y a dormir para descansar del viaje y juntar energía para nuestra primera jornada de pesca.  

los muchachos en esquina,corrientes
Colo, Tibu, Talleres y Bigo en esquina

  La pregunta fue: El pique Quique??? Mucho, pero chico con alguno mediano.

  Las habitaciones habían quedado tal como habíamos viajado, al igual que las embarcaciones, por lo que con el Tibu sabíamos que nos íbamos a tener que dormir antes que nuestros compañeros de habitación comenzaran con su “concierto”

  Primer Día: Pesque con BI-CO, pesque con alegría

  A las 6:30 estábamos todos prestos y tras un excelente desayuno, al encuentro con nuestros guías. Ariel Pata e`palo para nosotros y Mario para la otra lancha. Saludos, equipos armados a la lancha, dos panes y mucha cerveza en nuestro caso y rumbo norte – este en busca de los tigres. 

el desayuno en esquina
el Bigo en aprestos de pesca
Colo, Tibu Y Bigo abordando las lanchas
Rayon,Jose,Roberto y Talleres en la partida
el Coloman y el Tibu

 

   Tras una hora y cuarto de navegación empezó el show. El guía dice, tiren para allá y dejen que les derive… Lanzo. Cae al agua y pique… la ansiedad contenida me jugó en contra y fallé, pero a los segundos el Tibu con su sofisticado equipo (CUAC!) clavó el primero. Y ahí comenzó la fiesta, era tirar y sacar doradillos de 1 kg a 2 kg, con alguno que rondara los tres. Le siguió el Colorado, el Bigotón y por fin pude clavar uno.

  A los pocos minutos, el Colo  clava y dice: “éste es grande” y tras pelearlo por unos minutos lo arrimó a la lancha, un hermoso cachorro de 80 cm. y 5,5kg.

 

el Coloman con surubí en Esquina
Coloman con dorado en Esquina
El Tibu con doradillo en Esquina-Corrientes
el Tibu pescando de costa

   Durante la mañana, nuestra pesca había sido excelente, si bien la “calidad” no era la ideal, al estar con equipos livianitos la lucha era fantástica. La técnica era, sacar dorados hasta que salieran dos palometas, momento en que levantábamos y rumbeábamos hacia otra corredera. 

Ariel, Talleres con doradillo en esquina

   Así estuvimos hasta las 12:30 momento en que decidimos hacer la tradicional fritanga. Paramos en una isla y los guías como los mejores chef, nos prepararon una riquísima comilona. 

la fritanga en la isla
en la isla en Esquina
durante la fritanga en la isla

   Tras el almuerzo y en mi caso en particular, una pequeña pero reparadora siesta al sol en la lancha; seguimos con la pesca, que ahora no era tan abundante, pero más pareja en tamaños, rondando los 2 kilates promedio.

   Así fué terminando la primer jornada de pesca. Volvíamos con la certeza que ese cachorro sacado por el colorado sería el ganador, pero al regresar José, nos sorprendió con otro hermoso cachorro de 93 cm. y 7,5 Kg.…. La lucha estaba planteada y quedaba un día para superar la marca

la siesta en la lancha
José con dorado en Esquina
José con hermoso surubí
Rayon con dorado en esquina Corrientes

  Al regreso a las cabañas mientras nos turnamos se fue armando una picada que siguió con asado y lechón, a esta altura de la noche, varios integrantes del equipo BICO, estaban durmiendo (desmayados) y no pudieron disfrutar de la cena.

  Para distender un poco el día, paseo por el casino y a dormir para encarar el segundo día de pesca.

roncando en esquina

Segundo Día:  Mi gran debut

    El segundo día arrancó mal, por así decirlo. Nunca escuché a los muchachos y casi me quedo debajo de la lancha, me levanté a las apuradas, tomé un sorbo de mate cocido y corriendo a la lancha donde ya estaban todos. Está vez el destino era sur, resignando cantidad en post de calidad.

   Estuvimos en varias canchas y lo único que acusábamos eran palometas. Hasta que en determinado momento, sobre la costa del Paraná, pescando al golpe, tengo un pique feroz, que me llevó la línea para “adentro” y no llegué a clavar.

   A los pocos minutos otro pique, clavo, vuelvo a clavar y cuando lo estaba arrimando, a dos metros de la lancha se suelta. A esta altura, el Bigotón me quería tirar al agua y el Colorado… mejor ni les cuento: Dos piques francos y los había errado.

   Estuvimos probando varias canchas hasta que pudimos subir el primer pescado a la lancha, un hermoso Dorado capturado por Colores que acusó 67 cm y 4 kilos de peso.

peleando el pique
el Coloman y hermoso dorado

   A todo esto el "bagre" estaba picando y decidimos parar un rato para entrarle con todo a la vianda.

  Con las pancitas llenas (MAMA!!!!) continuamos con la pesca.

  Estuvimos buscando por todos lados hasta que dimos con un buen pozo.

  A los pocos minutos siento unos toques en mi caña, dejo comer y clavo. Y ahí empezó la FIESTA. Ajusté la estrella del reel y a disfrutar.

  Era un surubí que nadaba a favor de la corriente y que lo hacía muy entretenido. Lo arrimaba y se volvía a alejar, así por unos 5 minutos hasta que lo pude cansar y lo levantamos.  

Talleres luchando con su presa
Ariel Talleres con hermoso surubí

  La verdad es que me dejó exhausto, pero muy feliz. Había levantado el primer surubí (cachorro) de mi vida. Acusó 85 cm  y 5 Kg.

  No se imaginan la sensación de pelear un bicho como éste, las pulsaciones van a  mil y lo único que pensás es: que aguante el multi… que aguante el multi… ja ja

  Todavía con los brazos cansados por la pelea lanzo y mientras veíamos como el Tibu lograba su surucho (lo trajo barrenando las olas con su equipo) 

el Tibu con surubí en esquina

   En mi caña se produce una llevada impresionante, en mi vida un pescado me había sacado tanto nylon (multi en este caso). Quería cañear y el guía me dice: si tocas el multi cortás.. entonces cañié como estaba (estrella floja) y me largo… Una verdadera pena… ese, era de los grandes…

  Mientras me lamentaba, vemos al Bigotón  (que se había bajado a la isla) clavar y luchar contra otro cachorro. Hermoso verlo al Bigotón peleando su presa que terminó midiendo 82 cm y 4,5 kg. Tras la pelea, el Bigo quedó agotado y no eligió mejor lugar que éste para descansar…

el Bigo con surubí en Esquina
la cómoda siesta del Bigotón

  Al rato volví a tener otro pique, pero al clavar corté. Momento que decidimos hacer los últimos tiritos al Tigre, a ver si dábamos con alguno de los buenos.

  Lamentablemente solo nos encontramos con palometas y doradillos, de esta forma dimos por finalizada nuestra salida de pesca, agradeciendo a nuestro guía Ariel por todo su conocimiento, experiencia y pericia, por haberse brindado siempre a nosotros y por haberse sumado a esta banda de locos!

  Al regreso, las fotos de rigor con las presas 

foto para la eternidad
Ariel con dorado y surubí
el pela con surubí en Esquina

   Y tras las respectivas duchas, la picada “obligatoria”, llegó la cena. Entrada de fiambres, cordero y postre a elección.

  Durante la cena se produjo la premiación al pez de medida más grande. El ganador resultó ser José. Quién recibió de mis manos la caña que se encontraba en juego. Tras los aplausos y felicitaciones pertinentes, José nos regaló un acto de amistad, al cederle su premio al otro fenómeno de Tiburón Topo, quién emocionado recibió su primer caña de embarcado, para estar preparado para su próxima excursión al Tigre de los ríos. (Ahora te falta el reel, no le pongas la cacerola!!!!)

  Tras la cena decidimos visitar el casino y después sí, a dormir para descansar, ya que el Domingo a primera hora saldríamos para Buenos Aires. 

la cena en Esquina
Roberto, el Bigo y José

  Como todos los días, desayunamos a las 7 hs y emprendimos la vuelta. Paramos a almorzar en la entrada a Ibicuy, sobre la ruta 14 y ahí sí, fue la despedida con el grupo de la otra camioneta.

  Me tomo estás últimas líneas para agradecer a todos y cada uno de los muchachos que fueron parte de esta salida. La verdad es que no sabría que escribir para agradecer dejarme ser parte de esto, pero creo que la mejor forma de hacérselos saber es pidiendo YA otra salida...

  A la Banda, Muchas Gracias!!!!

Ariel – Talleres Capo

José,Roberto,pela,Bigo,Tibu,Coloman,Ariel y Rayon

Texto : Ariel - Talleres Capo

Imágenes del grupo participante

Edición PescaenelDelta -- Setiembre 2007 -- Reeditada Marzo 2010 - Todas las imágenes protegidas por derecho de autoría 

Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.