Entrar    
 + Registrar
  • Main navigation
En Facebook
Permisos de Pesca
Fase Lunar
Mercado Libre
Autor : DanielCarlos
ID del Artículo : 98
Audiencia : Default
Versión 1.00
Fecha de Publicación: 8/3/2010 1:44:21
Lecturas : 7343
Historias

Historias del Canal Arias

arroyo Malo

Cementerio indio

   Para aquellos que tienen su ¨rancho¨ por la zona, voy haciendo memoria de historias que contaban los lugareños, para que no se pierdan!!!! Algunas de ellas tienen documentación, y otras son narraciones orales... En todos los casos, voy a detallar fuentes y/o archivos.

  Esa zona, era zona de indios, una rama de diaguitas y comechingones, que no llegaron a desarrollar una cultura muy avanzada, pero han dejado vestigios arqueológicos, pocos, ya que la cerámica era rudimentaria y al ser zona de humedad constante, se degradó en su mayoría, y los elementos de caza eran de madera, ya que no es una zona rocosa.

  Así y todo, allá por los años 20´ una expedición del Museo de la Plata halló restos de canoas y vestigios de asentamientos... (publicaciones navales, ¨Historia Marítima Argentina¨tomo III) donde fueron estos hallazgos???? Chan!

Canal Arias y arroyo Malo!

Ahora, tradición oral de la zona....

  Cuando era chico, los vecinos de la zona (los Martínez, que cortaban el pasto, Rey, que tenía su casa en el Malo, cerca del Guayracá (antes de que lo dragaran, pero es para otra nota!), Seoane, dueño de ¨La Sirena¨ etc, contaban eso, de la expedición de la Plata, y que además de restos de cerámica y madera, habían encontrado un.... Cementerio indio! Ubicado, sobre el Malo, yendo hacia el Guayracá , hoy Canal Gobernador no me acuerdo cuanto... A mano izquierda, unos 700 metros antes de la desembocadura.

  Por supuesto, para mí era una aventura, machete en mano, con otros vecinos o mis amigos, abrir picada y llegar hasta el lugar... Yo no sé si reales o sugestivos...pero se veían como depresiones en donde supuestamente habían cavado.

  En fin, cosas de la isla, que ojalá los que hoy tienen la suerte de tener sus casas puedan mantener vivas!  

Isla La Sirena
canal arias

Algunas historias de ¨La Sirena¨... Ahi van!

  Esta hermosa casa , ubicada sobre la mano izquierda del Arias, como quien va para el Paraná, en la boca del arroyo Malo, en alguna época perteneció a la familia Seoane, que fueron los primeros en lotear y vender toda esa franja de tierras entre el arroyo Volcán, el Malo, el Arias y el Leber.

Dicen los memoriosos, que en sus buenas épocas funcionó como hotel... Yo ya la conocí como casa de familia, y por los años 70, el dueño de ese entonces, Mario Seoane, era interventor o algo así de canal 2 de tv.

La cuestión es que una mañana de verano, bien tempranito, mi abuela iba caminando hacia el muelle con su mate bajo el brazo, ya que desde nuestra casa al canal había como 800 metros de camino interno, cuando ve sentadito en un puentecito de madera, muy precario, que servía para cruzar el arroyito a... Claudio García Satur!!!!!!, sí señores.... Resulta que este buen hombre, estaba grabando una de sus tantas novelas, y para estudiar el guión con tranquilidad, le habían prestado La Sirena para pasar unos días, y andaba como Juan por su casa, libreto en mano, recitando textos y saludando a viejas como mi abuela, que varias veces tuvo que ir a buscar la dentadura postiza al arroyo....!

Pero no solo nos visitó Satur.... Sino que en varias ocasiones, allá por los ochenta se han filmado algunas novelas en la casa y en el parque que es es-pec-ta-cu-lar!!! Como verán, el mundillo artístico nos ha honrado con su presencia!

La historia es cortita, pero pintoresca!!!! 

 El cine

   Esta fue contada por un amigo de mi viejo, compañero de remo, y un isleño de pura cepa, criado en el delta y amante del río.

Este muchacho, el sr. Héctor Núñez, contaba que allá por los finales de los treinta, comienzos de los cuarenta, la época dorada de toda la zona, por la cantidad de huertas frutales y explotación maderera y de formio, había muchas familias que vivían en las islas, y por supuesto, esto traía aparejado la aparición de muchos almacenes, boliches y otras yerbas, pero lo más sorprendente, es que en nuestro querido Arias, como quién va hacia el Paraná, a mano derecha, había...

A qué no adivinan ni en cien intentos...!              Un cine!!!!!

Si señores, no estoy loco ni anduve tomando aperitivos... Un vecino de la zona, tengo entendido que pasando la sodería que funcionó hasta los años 80, había construído un galpón de chapas, con sillas, y un proyector... A querosene!

Según el amigo de mi viejo, la imagen, por supuesto no era de lo mejor, pero para los chicos de la isla era mucho mejor que Hollywood y la calle Corrientes. Me imagino que el principio de proyección sería muy parecido a nuestro querido Cinegraf, que consistía en una lamparita (en este caso una llamita) que ampliaba la imagen de dos rollitos de dibujos (al menos los que yo conocí) que se pasaban manualmente, y... Era un cine primitivo, pero cine al fin!

Por supuesto, estos intentos nunca fueron ni comerciales ni multitudinarios, pero existieron ahí nomás, donde hoy solo vemos selva y abandono, en la época de nuestros abuelos/ padres, hubo un delta pujante, empujado por la fruta y el formio, que contenía y daba trabajo, educación y diversión a muchas familias, que vivían más que dignamente... Qué sé yo, no es que uno quiera menospreciar lo que hoy es el delta... Pero cuánto qué hemos perdido!!!!

En fin, amigos... La historia de nuestros queridos ríos es muy, pero muy rica... Ojalá alguien algún día la pueda dejar escrita, porque seguro que alguien debe tener una foto de ese cine, o alguien más haya oído esta historia y sepa exactamente dónde estaba ubicado, y entre todos no la dejemos en el olvido, y soñar, por qué no, que nuestros nietos algún día le muestren a sus hijos un librito, en el cual estén reunidas todas estas historias de vida! 

el Canal Arias

Personajes

    Sin lugar a dudas, lo que hace único a un lugar son sus habitantes, y una de las personas más pintorescas con la que he tenido la suerte de cruzarme, ha sido Hipólito Rey, Lito, para los amigos.

Rey era un hombre a los cuales es muy difícil definir, porque abarcaba tantas facetas, que elegir una es ir en desmedro de las demás.

Físicamente, era el hermano gemelo de "Pepitito Marrone", tenía su casa primitiva en el arroyo Malo, al fondo del mismo, a unos 1500 metros del Canal Arias, y una Paglietini de los 70, llamada Caravaca, vaya uno a saber por qué causa la bautizó así!

Esa lancha,  la que atracaba frente a su casa, entrando por el arroyito, es el motivo de esta anécdota.

Con el tiempo, allá por el año 77, 78, rey empezó a notar que cada vez se le hacía más difícil navegar el Malo, de hecho, más de una bajante lo dejaba varado en el barro, y esto lo empezó a inquietar... Hombre de buen pasar económico, bien relacionado, ya que tenía una casa de importación de lámparas en plena calle Paraná, en la capital, charla va, charla viene, uno de esos clientes que nunca faltan, escuchando sus desventuras náuticas le trajo la solución...!

- Pero Lito...! Cómo va a abrir la boca del Malo sobre el Guayracá con pala...! Eso es cosa de locos, le va llevar mucho, tiempo, esfuerzo y dinero.... Lo que usted tiene que hacer es volarla con trotyl...!

- con qué? Preguntó Rey muy interesado en el tema.

- con trotyl, un par de panes, y en media hora tiene el arroyo abierto!

A Lito se le iluminaron los ojitos...

- che, y eso dónde lo consigo...?

 - y... En Fabricaciones Militares...

Ni lerdo ni perezoso, a los poco días, para allá se dirigió Lito... Pongámonos en época, años 77, 78... Época de dictadura militar, con la subversión como tema de todos los días, en fin... Una época difícil!

Llega Rey a Fabricaciones Militares, mesa de entradas, milico del otro lado, sin darle mucha bola...

- buenas...

- si señor, que desea?

- trotyl.

 

El milico levanta la vista, se encuentra con el doble de Marrone, puchito en la boca, manitos en los bolsillos...

- perdón señor... Qué necesita????

- trotyl, cuatro, cinco panes...

- un momentito, por favor...

 

Sale el milico y a los dos segundos había veinte tipos rodeándolo, lo agarraron de los fundillos, lo llevaron no sabe a donde, lo tuvieron tres horas sentado en una oficina, y cuenta que cada tanto, se asomaban caritas de milicos y lo miraban – tenía un cagazo bárbaro!!!! – contaba Rey

al rato aparece un tipo lleno de tiras y vuelve a hacerle la pregunta...

- qué anda buscando?

- trotyl....

- pero usted está loco... Para qué lo quiere!!!!

- y... "Yo tengo una lanchita , y como el arroyo se está cerrando, un amigo me dijo que con un poco de trotyl lo puedo abrir...."

   Evidentemente, su inocencia y lo absurdo de la situación lo salvó, ya que unas horas después, previa ca..da a pedos de cuanto oficial jerárquico había en el edificio lo dejaron ir.... Por supuesto, el arroyo nunca se abrió y Rey nunca más pasó por veinte cuadras a la redonda de Fabricaciones Militares!

viajando en la colectiva

 

La Colectiva

  Quiero rendirles también un pequeño homenaje a uno de los personajes más nobles de nuestro Delta... Los Patrones de lanchas colectivas.
Que me disculpen los más actuales, y los que no son nombrados, pero como siempre, la memoria es selectiva, y mantiene en el recuerdo aquellos que nos han marcado por su personalidad.
  El primer homenaje es al ¨Gringo¨Rabazzani, quien llevaba bajo su mando a la Rápido V, y hace muchos, muuuuchos años, salía de Tigre los viernes a las 20.00 horas, que era la lancha que usábamos casi todos los vecinos de la zona, ya que daba justito para que mis viejos volvieran del laburo, y aprovecháramos el fin de semana completito... era un lujo verlo atracar de noche, enfocando el reflector de la toldilla, y en dos maniobras, acariciar el muelle y dejársela al marinero impecablemente atracada a la escalera!
  Otro patrón emblemático, era el ¨petiso¨Martorelli, patrón de la Nilda Alicia, la que casi siempre nos llevaba de regreso a casa, ya que pasaba a eso de las 5.30 del domingo.... un personaje al que nunca le faltaba un mate
para compartir, un chiste para hacer o una gauchada siempre disponible, uno de los ¨Caballeros¨del río, siempre, SIEMPRE pasar regulando junto a un bote de remos, siempre un saludo a mano cuando pasaba frente a los muelles, siempre traer algo de Tigre cuando se lo pedía, ya sea un remedio, un recado o el llamado a algún familiar cuando
hacía falta. 
  Y para no aburrir, al último que mi memoria trae a flote es a Pulido, el patrón de la Independencia VI, que tenía una misión importantísima en las mañanas de verano....

   Traía el Hielo!!!!
   Eran otras épocas, no había celulares y las comunicaciones con las familias en los meses de verano, que por lo general pasábamos enteros en el delta, eran por medio de las lanchas de pasajeros, lo mismo que la correspondecia, ya que cumplían la función de correo, el diario, y como decía antes, la barra de hielo (entera, media o cuarto...) que se ponía en la heladera de latón, y tiraba hasta el día siguiente, dando bebidas frescas y carnes en buen estado!

   Es todo hasta aquí espero lo hayan disfrutado, para mí ha sido un placer hacerles el relato, Hasta Pronto !!!

Texto : Ricardo Joy "Guaycurú"

Imagenes propias y de Patricia.

Edición Pescaeneldelta -- Junio 2007 -- 

 

 

 


Versión Imprimible Enviar este artículo
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.

Autor Hilo
DanielCarlos
Enviado: 18/12/2012 19:40  Actualizado: 18/12/2012 19:40
Administrador
Conectado: 7/2/2010
Desde: Villa Martelli
Envíos: 2044
 Re: Historias del Canal Arias
David Pau

Estimados editores:
Como parte de mis tareas de investigador buscaba información y encontré la siguiente nota (ver abajo), la cual esta llena de errores, disparates e incoherencias. Los Diaguitas (NOA) y Comechingones (Sierras Centrales) jamás conocieron el delta del río Paraná. Zona exclusiva de grupos pescadores - cazadores - recolectores del tipo Chaná, Chaná - Timbú y Mbeguas (entre otros). Hablar de rudimentario es no tener idea de la complejidad del área. Y los instrumentos mayormente estaban confeccionados en hueso (asta de ciervo, o huesos largos de las patas). La humedad no descompone los materiales, sino el PH ácido del suelo (hecho que no se dio en el lugar).
La famosa expedición estuvo a cargo de Samuel Lothrop (arqueólogo norteamericano) quien excavo el sitio cuando el dueño era el Sr. Trujillo, proveedor de insumos para el ejército. Y si bien el sitio jamás fue reubicado y excavado en la actualidad, se sabe a través del análisis de los hallazgos que era un sitio Guaraní. Esto lo hace un sitio muy importante, ya que son pocos los sitios hallados en el Paraná ocupados por grupos de filiación amazónica.
Por ultimo los "pozos o negativos de excavación" encontrados, no son tal cosa. Sino procesos naturales del suelo o negativos de arboles caídos.
Hay que investigar seriamente antes de publicar datos de dudosa procedencia.Y sobre todo, chequear las fuentes, para no crear confusión y entorpecer el trabajo de los que realmente trabajamos en el cuidado y la re valorización de nuestro pasado regional con seriedad.
Atte. David Pau
(FACSO- Arqueología / UNCPBA)